martes, 6 de septiembre de 2011

Por contrarrestar...

Parque Natural del Moncayo visto desde término de Añón.

No quería dejarte con el mal sabor de boca de la entrada anterior, en la que se "denuncia" un vertedero ¡de vidrio! ilegal junto a un Parque Natural. Es una lamentable excepción porque la zona es maravillosa. Desde el mismo lugar se contempla una vista mucho más agradable: los campos amarillean por el verano y los bosques aún aguantan el verde que en pocas semanas se teñirá de una amplia gama de amarillos, naranjas y rojos.

Mi corazón se divide entre Añón y Alcalá de Moncayo, los dos pueblos entre los que se encuentra Villa Encanto, no sabría decirte cuál me gusta más. Ambos conservan todo su sabor rural y enriscados vigilan el Moncayo. Desde sus términos parten muchos senderos que te adentran en sierras y valles y que a nosotros nos encanta recorrer.

En ello estábamos, buscando el tramo del GR-90 que une los pueblos de Añón y Litago, porque varios "encantados" nos habían comentado que el tramo estaba perdido o no lo encontraban. Los que nos perdimos fuimos nosotros porque no había manera de dar con las marcas y nos hicimos un lío tontísimo con el mapa, pero finalmente las encontramos aunque se nos fue toda la mañana en ello y gracias a un abuelico al que preguntamos, un poco alucinado de que quisiéramos ir por caminos de cabras. El hombre se empeñaba en mandarnos por un camino mejor pero finalmente cedió y nos dio la pista, a la que no hicimos caso empeñados en seguir el mapa. Tras recorrer dos tramadas largas de caminos equivocados, meditamos las palabras del buen señor y "vimos la luz", bueno... vimos el campo de judías desde el que nos había dicho partía el sendero a Litago,  es que hay que hacer caso siempre a las personas mayores. Las marcas parecen borradas, se encuentran algunas muy borrosas entre Añón y las huertas de El Regal pero una vez en la sierra están perfectas, sabemos que alguien ya ha dado parte a la Federación para que recupere la señalización de este tramo. En los próximos días intentaremos llegar a Litago por este sendero y te lo contaremos aquí para que no te pierdas como nosotros. Sobre todo, hay que respetar las huertas, están preciosas y maravillosamente cuidadas y sus frutos son muy tentadores pero limítate a coger moras que hay muchísimas y están de miedo.

También te puede interesar:
- Añon de Moncayo >>
Alcalá de Moncayo >>


Marca del GR-90 subiendo a Maderuela desde Añón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario