sábado, 15 de septiembre de 2012

En el límite, quedada solidaria en Talamantes.

Una solidaria serpiente de color en el "Averno".


Queridos encantados, disculpad mi retraso en contaros. No sabía como empezar porque los sentimientos estaban muy a flor de piel. Cuando ves un desastre como el que recorrimos juntos el pasado domingo, sólo te sale buscar culpables y responsables.

Al culpable no parece que vayamos a encontrarle, responsables somos todos.

Sí, TODOS, porque vamos por la vida como si lo que ocurre a nuestro alrededor no fuera con nosotros y no estuviera en nuestra mano cambiarlo. Sólo cuando nos vemos perjudicados directamente levantamos el puño y recordamos la palabra solidaridad con nosotros, llamando al boicot y a veces a la violencia… Me asusta ver lo que el dios del fuego consigue cuando alguien prende la mecha, sólo destrucción. Si no te gusta el sistema, trabaja por mejorarlo pero no lo destruyas.

Perdón, creo que pensaba en voz alta, sigo con lo mío.

Nuestra sierra no estaba siendo bien cuidada. Entre amigos llevábamos un tiempo hablándolo y buscando la forma de organizarnos para concienciar e intentar cambiar una situación que no nos gustaba. Hasta que llegó Vulcano e instaló su fragua bajo nuestra montaña y el paraíso se convirtió en infierno.

Poco podíamos hacer ya, el fuego había limpiado y establecido su propia frontera del bien y del mal. Teníamos que saltarla y mostrar lo que la dejadez ocasiona, por ello se organizó esta pequeña gran quedada. Apenas sin tiempo ni difusión, respondisteis muchos a nuestra llamada para solidarizaros con los vecinos de Talamantes, aún bloqueados por lo ocurrido. Allí visteis la dejadez del primer tramo salvado de las llamas, sorteando ramas e incluso árboles caídos en el invierno que entorpecían el sendero de un Parque Natural Protegido. También respirasteis y sufristeis la ceniza del siguiente tramo. Y sobre todo, nos ayudasteis a poner las primeras pinceladas de color en este Averno triste y negro.

Organizaremos más quedadas, para que no se olvide lo sucedido y para que conozcáis de verdad la totalidad de la Sierra del Moncayo, que es mucho más que un pequeño municipio. Desde aquí rogamos a los medios de comunicación que se frenen al decir que el Moncayo se ha quemado, porque perjudica seriamente a los negocios turísticos de la zona. Esta afirmación es como decir que el Pirineo se ha quemado. Nuestra sierra no es tan grande como la cordillera pero ya vemos que muy desconocida. La sierra y somontano del Moncayo comprende una gran variedad de paisajes diferentes y muchos municipios con bellos pueblos que no han sufrido ningún incendio. E incluso en el municipio de Talamantes sigue casi intacto el extraordinario barranco de Valdetreviño por el que se accede a la Tonda y al Collado del Campo, magníficos miradores de los “gigantes” del Moncayo y de parte de su cara oculta.

Peñas de Herrera desde La Tonda

Tengo que decir que he escrito y borrado mucho, porque los que me quieren me han pedido que siga con el encanto para contrarrestar al desencanto de la ignorancia, la falta de sentido común y la prepotencia. Por eso mejor no sigo y me quedo con una solidaria serpiente de color que esperamos poder repetir y alargar con más tiempo y trabajo. Sumemos y no restemos ¡¡Nos vemos en la próxima!!




¡¡¡GRACIAS!!!


2 comentarios:

  1. Mi mas sincera solidaridad con las gentes de Talamantes y contornos ante una perdida ecologica tan grande.Ojala que lo que no se hizo antes para prevenir ,se pueda hacer ahora .Nunca es tarde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Blas, a ver si es verdad.
      Un abrazo.

      Eliminar