viernes, 26 de junio de 2015

Diez consejos para visitar la Feria de Oficios Perdidos de Lituénigo.



De orden del señor alcalde se hace saber que el programa de la Feria de Oficios Perdidos de Lituénigo ya está en nuestra web:


Atentos al alguacil que dará comienzo con su corneta a las actividades de este gran evento moncaíno, el próximo 4 de julio. Para que lo conozcas con comodidad y no te pierdas detalle, aquí van 10 puntos  a tener en cuenta que considero te ayudarán a no irte de Lituénigo sin conocer lo más curioso o importante:

Punto 1: El aparcamiento.

Lituénigo no es muy grande y hay momentos de la feria que la afluencia de coches que entran y salen colapsa el acceso. No te precipites queriendo aparcar a la entrada ni en los arcenes, siguiendo la carretera que cruza el pueblo hay una zona de aparcamientos.


Punto 2: No perderse la siega.

La siega y la trilla es uno de los primeros oficios que se representan y que no se repiten a lo largo del día. Vale mucho la pena madrugar y asistir a esta actividad, en nuestra opinión una de las más bonitas. Los joteros alegran el duro trabajo de los segadores y los pequeños podrán montar en el trillo. Sí que te pediría que si haces fotografías lo hagas desde una distancia prudencial pues no hay manera de captarlo sin fotógrafos, aficionados o no, por medio rompiendo todo el encanto.




Punto 3: El Museo del Labrador.

Aprovecha para visitar el museo del Labrador en la plaza del pueblo, ya que es difícil encontrarlo abierto. Muchos de sus objetos los veras en las calles del pueblo cobrando vida en manos de los descendientes de los que fueron sus propietarios.




Punto 4: Hazte con un "piazo" de jabón de tajo.

En uno de los puestos las mujeres fabrican jabón como antiguamente se hacía, con sebo de vaca, aceite usado y sosa. Puedes comprarlo por unas monedas, aseguran que limpia más que ninguno. También podrás ver como hacían las mujeres la colada y como fabricaban la lejía con ceniza y agua caliente para blanquear la ropa pero también para desinfectar el hogar.




Punto 5: Llévate a los pequeños de la casa a conocer los antiguos oficios.

Lo pasarán en grande conociendo como vivían sus abuelos, montando en burro, trabajando el barro y si esperas al final de la Feria podrán llevarse uno de los cientos de pollitos que hay en el puesto de los animales de granja.




Punto 6: Los Ancebillos.

A pocos metros del pueblo hay una zona recreativa con mucha sombra, columpios, mesas de picnic y rica agua de la fuente de los Ancebillos que da nombre al lugar. Puedes aprovechar para comer, refrescarte y descansar a la hora de la comida.





Punto 7: No te olvides de buscar la bodega.

Es quizás uno de los puestos más curiosos de visitar pero al estar escondida bajo tierra, mucha gente se va sin verla. Que sepas que esta bodega subterránea, típica de la zona, tiene 1000 años de existencia y que no olvidarás jamás el sabor del vino que en ella podrás probar.





Punto 8: Las hortensias.

Estos día florecen las hortensias que adornan las calles del pueblo. Son muchas y por sí solas son ya un espectáculo.




Punto 9: Dulce y salado.

Miel del Moncayo con las abejas allí mismo podrás catar y al final de la jornada las morcillas de Lituénigo probar. Son famosos en este pueblo sus chorizos y el orujo, pero en el resto de puestos tendrás muchos otros productos elaborados en la comarca.




Punto 10: El encendido de la carbonera.

Si te recomendaba la siega al comienzo de la jornada, también te digo que nos resultó muy bonito, al caer la tarde, el encendido de la carbonera que se ha ido montando a lo largo del día.




Hay muchos otros oficios, todos vale la pena conocerlos pero quizás los que destaco suelen pasar más inadvertidos por los horarios o su ubicación. Búscalos y no te pierdas ninguno. Yo volveré este año y seguro que descubro algún otro detalle que destacarte el próximo. Y si te apetece mandarme alguna foto de algún detalle o tu oficio preferido estaré encantada de compartirlo con el resto de amigos que nos siguen. Te recuerdo que puedes hacerlo a través de las redes sociales Facebook y Twitter o  a través del correo-e info@encantodelmoncayo.com






Te puede interesar:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada